La luz natural de Motink, Estudio de tatuajes.

En todos los rincones de Motink, se puede observar como la luz natural entra por todas nuestras instalaciones a través de las vidrieras. Lo que buscamos es cuidar de nuestros tatuadores y que su visión se agudice para conseguir la máxima calidad. La búsqueda del bienestar es nuestro pilar más importante.

Salas de tatuaje

Ofrecemos unas de las mejores salas para tatuar con luz natural, de 22 metros cuadrados y tienen grandes ventanales con vistas a la montaña de Fontpineda. Están dotadas de la tecnología más puntera, los mejores equipos de tatuar, y lo mejor de todo, ponemos a vuestra disposición el mejor equipo de tatuadores para que todos nuestros clientes obtengan la máxima calidad de nuestros servicios. Además para las sesiones de larga duración tenemos televisiones para poner Youtube o películas de Netflix. Ideal para amenizar las sesiones.

Sala de espera

Tenemos una pequeña sala de espera para dos personas con un cómodo sofá. Los colores son blancos y cálidos para transmitir tranquilidad.

Sala de diseño

Nuestra sala de diseño se compone por una mesa de reuniones para desarrollar cómodamente nuestros diseños. Nos hemos especializado no solo en la estética, sino también en la comunicación con nuestros clientes para aclarar mejor las ideas.

Cabe destacar de esta área de Motink, que dispone de las mejores tecnologías del momento, tanto tabletas gráficas Apple como un macbook Pro con una variedad de programas destinados al diseño y dibujo gráfico para diseñar lo que el cliente desee y nos haya orientado.

¿ Quién no prefiere ver, frente al tatuador, lo que te están diseñando ?

Esto llama la atención y se ve claramente que nuestro objetivo es conseguir mejorar en cada área, y en este caso poder dar rienda suelta a nuestra creatividad con las mejores comodidades.

Estudio de fotografía

Disponemos de una ubicación perfecta en el centro para realizar las fotografías a los tatuajes una vez ya realizados. Estratégicamente utilizamos las vidrieras para que dejen pasar la luz natural y con un difusor filtramos la luz dejando una luz tenue perfecta y sólida.

Nuestro equipo fotográfico se compone por una cámara full-frame Sony Alpha A7 III que incluye un sensor de imagen retroiluminado con una resolución de 24.2MP y un alto rendimiento ISO, permitiendo conseguir las mejores fotografías.

Como trípode disponemos de un Vanguard, uno de los mejores trípodes del mercado que me facilitan la colocación de la cámara y la firmeza.

Para conseguir una fotografía donde el protagonista sea el tatuaje tenemos dos objetivos, uno de ellos un macro 2.8/100 mm, con este  conseguimos focalizar el tatuaje y unos desenfoques de fondo muy elegantes. Y otro Sony 4/24-70mm más versátil para realizar fotografías de gran escala como por ejemplo brazos completos o espaldas.

Y por último disponemos de una pantalla de varios colores con la que nos ayudamos a que desaparezcan las sombras inoportunas y pueda lucir perfectamente el tatuaje.