Cuidados piercing contra helix

Cuidados piercing contra helix

El piercing Contra Helix o Anti Helix, se realiza en el cartílago de la hélice en el borde interno por encima del trago. Teniendo en cuenta que es un espacio muy reducido y que no todos tenemos la misma anatomía, en nuestro centro determinaremos si es posible realizar el piercing contra-helix.

Los pasos a seguir para el cuidado de este piercing son muy sencillos:

  1. Lavarse las manos para proceder con la limpieza del piercing.
  2. Poner suero fisiológico en abundancia.
  3. Limpiar bien la joya vigilando que esta no tenga impurezas en la zona de la barra.
  4. Mover la joya del piercing sin retirarla bajo ningún concepto.
  5. Secar bien la zona de la perforación, ha de mantenerse siempre bien seca para una buena cicatrización.
  6. Mismo procedimiento tres veces al día, dos meses aproximados.

Debemos vigilar a la hora de dormir, procurar coger una postura en la que el piercing no se vea afectado. Nunca cambiar la joya antes de lo debido, visitar nuestro centro si tenéis alguna complicación y la solucionaremos.

CUIDADOS PIERCING DAITH

El piercing Daith conocido como el piercing de la migraña, es una perforación que se realiza en uno de los cartílagos interiores de la oreja “pilar de la hélice” por encima del tragus. Este piercing abarca parte de la curva del cartílago entre el exterior y el interior.

Como todos los piercings en el cartílago seguiremos unas pautas para proceder a las curas durante su proceso de cicatrización.

Los cuidados de esta perforación son como la gran mayoría de piercing en el cartílago.

  1. Lavarse las manos para proceder con la limpieza del piercing.
  2. Poner suero fisiológico en abundancia.
  3. Limpiar bien la joya vigilando que esta no tenga impurezas en la zona de la barra.
  4. Mover la joya del piercing sin retirarla bajo ningún concepto.
  5. Secar bien la zona de la perforación, ha de mantenerse siempre bien seca para una buena cicatrización.
  6. Mismo procedimiento tres veces al día, dos meses aproximado.

Recordaros que solamente debemos tocar la zona cuando estemos procediendo a los cuidados. Nunca cambiar antes de tiempo el piercing de primera puesta ya que este suele ser más largo por posible inflamación en la zona donde se ha hecho la perforación.

CUIDADOS PIERCING HELIX

El piercing Helix, abarca toda la zona de la hélice de la oreja. Es la zona del cartílago externa de la parte media y superior de la oreja. En esta zona de la oreja se puede conseguir unas perforaciones que, al estar cicatrizadas podremos lucir cualquier tipo de joya elegante. Mostrando la personalidad de cada uno de vosotros. Se pueden utilizar joyas labret, aretes, banana, etc.

 

Esta perforación es bastante complicada a la hora de cicatrizar, aunque los cuidados del piercing helix al ser cartílago es igual que el piercing contra helix.

  1. Lavarse las manos para proceder con la limpieza del piercing.
  2. Poner suero fisiológico en abundancia.
  3. Limpiar bien la joya vigilando que esta no tenga impurezas en la zona de la barra.
  4. Mover la joya del piercing sin retirarla bajo ningún concepto.
  5. Secar bien la zona de la perforación, ha de mantenerse siempre bien seca para una buena cicatrización.
  6. Mismo procedimiento tres veces al día, dos meses aproximados.

El tiempo de cicatrización varía de 4-6 meses dependiendo también de la cicatrización de cada cliente. Si quieres cambiar la joya acude a nuestro estudio.

CUIDADOS PIERCING LABIO

El piercing del labio es uno de esos piercing sensuales del cuerpo, encontramos varios piercing del labio como tal. Desde el piercing Monroe (ubicado en la parte superior del labio, cualquiera de los dos laterales), como el piercing Medusa (ubicado en la parte superior del labio central) hasta el piercing Labret, Snake Bites, Side Labret, Madonna o Ashley.

 

Este piercing además de tener sus cuidados por la parte interna de la boca, también tiene la parte externa.

  1. Lavarse las manos antes de proceder con la limpieza.
  2. Poner unas gotas de suero fisiológico por la parte externa del labio.
  3. Limpiar la joya vigilando que no tenga impurezas en la barra.
  4. Lavarse los dientes y utilizar un enjuague bucal SIN ALCOHOL para hacer enjuagues.
  5. Secar bien la zona de la perforación por la parte exterior del piercing.

Debemos evitar alimentos picantes y calientes, tener una buena higiene bucal y lo más importante no jugar con la joya del piercing, esto retrasaría el procedimiento de la curación.

 

CUIDADOS PIERCING DE LA LENGUA

El piercing en la lengua por norma general se hace en el centro de la lengua.

A medida que va pasando el tiempo va dejando de ser un tema tabú tanto para los jóvenes como para los mayores. Hay miles de joyas diferentes para el piercing de la lengua con las que mostrar nuestra personalidad.

Esta perforación es de las más sencillas de cuidar como tal. Únicamente tendremos que utilizar un enjuague bucal SIN ALCOHOL para evitar irritaciones en la lengua y conlleve a una infección en la perforación.

Además de evitar alimentos calientes y picantes, es importante lavarse los dientes justo después de cada comida. Si eres una persona fumadora, deberás evitar fumar durante el proceso de cicatrización. Remarcar también el sexo oral y el juego del piercing con los dientes, esto conlleva a retrasar el proceso de cicatrización o una posible infección.

CUIDADOS PIERCING LÓBULO

El piercing lobe (lóbulo) se ha convertido en la zona favorita para llevar diferentes tipos de joyas. Es el piercing socialmente más aceptado tanto para mujeres como para hombres. Es conocido como el primer pendiente. En esta perforación se suele llevar un pendiente más grande que el resto de las perforaciones, además se suele poner el mismo pendiente en ambos lados tanto el derecho como el izquierdo. Por norma general, el piercing del lóbulo suele ser menos doloroso que cualquier otro piercing. Suele tardar en cicatrizar entre uno y dos meses.

Para los cuidados de este piercing es bien sencillo:

  • Solamente deberás lavar con agua templada y jabón antibacteriano tres veces al día, durante tres semanas aproximadamente.

 

CUIDADO PIERCING LÓBULO SUPERIOR

El piercing lóbulo superior se realiza seguido del primer pendiente, en la parte carnosa. Se podrán hacer tantos piercings en la parte carnosa dependiendo de la cantidad de tejido carnoso de cada persona. Son igual de dolorosos que el piercing del lóbulo, recordando que depende del grado de dolor de cada cliente. Suele tardar en cicatrizar entre uno y dos meses.

Para los cuidados de este piercing es bien sencillo:

  • Solamente deberás lavar con agua templada y jabón antibacteriano tres veces al día, durante tres semanas aproximadamente.

 

CUIDADOS PIERCING OMBLIGO

 

El piercing Navel (ombligo) es una de las perforaciones que suele gustar a las chicas de entre 14 y 30 años. Se comenzó a practicar en Europa y EEUU en el siglo XX, aunque hay indicios que apuntan que era común emplearlo como símbolo de nobleza entre los sacerdotes egipcios y los aristócratas. A día de hoy se ha convertido en una moda que no entiende de sexo ni edad.

 

Los cuidados de esta perforación es bastante sencilla.

  1. Lavarse las manos para proceder con la limpieza del piercing.
  2. Limpiar con agua templada y jabón antibacteriano.
  3. Aplicar suero fisiológico para acabar de retirar los posibles restos del jabón.
  4. Proceder a secar bien alrededor de la perforación, que no quede húmeda.
  5. Mismo procedimiento de dos a tres veces al día, un mes aproximado.

Tendremos que tener cuidado con el tipo de pantalón que llevamos puesto para que no presione la parte del piercing, posibles enganches con el cinturón, al retirar la camiseta, etc. La presión al dormir boca abajo tampoco es la mejor para la cicatrización del piercing navel, así que deberéis cambiar de postura unas semanas. Este piercing suele inflamarse por lo que no debéis alarmaros, bastará con un poco de frío en seco y paciencia.

La gran mayoría de las personas que se hacen este piercing no lo recuerdan como doloroso. Este piercing suele tardar unos 6-8 meses en cicatrizar.

CUIDADOS PIERCING PEZÓN

El piercing Nipple (pezón) es una perforación muy popular en nuestra sociedad. Gracias a celebrities y modelos que lucen tejidos transparentes y bajo ese tejido se aprecian, se ha hecho de este piercing una moda a pesar de que solamente se muestra en la intimidad. Es un piercing tanto para mujeres como para hombres.

La incertidumbre de muchas mujeres es si les va a afectar en la lactancia, pues no hay evidencias de que pueda causar ningún tipo de complicación si la perforación está bien cicatrizada.

 

Los cuidados que tenemos que tener en cuenta son los siguientes:

  1. Lavarse las manos para proceder con la limpieza del piercing.
  2. Limpiar con agua templada y jabón antibacteriano.
  3. Aplicar suero fisiológico para acabar de retirar los posibles restos del jabón.
  4. Mover la joya sin retirarla bajo ningún concepto.
  5. Proceder a secar bien alrededor de la perforación, que no quede húmeda.
  6. Mismo procedimiento tres veces al día durante dos meses.

Por norma general el piercing Nipple tarda entre 2-4 meses en su cicatrización. Si quieres cambiar la joya de primera puesta ponte en contacto con nosotros.

CUIDADOS PIERCING NOSTRIL

El piercing Nostril (nariz) es una de las primeras perforaciones que la gran mayoría de la gente se hace en su cuerpo. La razón quizás sea por estética, un cambio de look, una manera rápida de conseguir ese cambio. El piercing nostril no entiende ni de edades ni de géneros.

Para los cuidados del piercing Nostril lo haremos de la siguiente manera:

  1. Lavarse las manos para proceder con la limpieza del piercing.
  2. Poner suero fisiológico en abundancia.
  3. Limpiar bien la joya vigilando que esta no tenga impurezas en la zona de la barra.
  4. Mover la joya del piercing sin retirarla bajo ningún concepto.
  5. Secar bien la zona de la perforación, ha de mantenerse siempre bien seca para una buena cicatrización.
  6. Mismo procedimiento tres veces al día, tres semanas aproximadas.

Si queréis cambiar la joya de primera puesta por un Arete, tendréis que acudir al estudio para así podamos asesoraros sobre el tamaño adecuado para que no surjan complicaciones posteriormente.

 

CUIDADOS PIERCING CONCH

El piercing Conch como nombre ya nos da una pista y es que éste se realiza en el centro de la zona exterior de la oreja, justo en la parte del cartílago llamada “concha”. Es un piercing muy llamativo y peculiar que se está dando a conocer. Este tipo de piercing tiene dos vertientes, el de la concha interna y el de la concha externa.

Como todos los cartílagos los cuidados serán de la siguiente manera:

  1. Lavarse las manos para proceder con la limpieza del piercing.
  2. Poner suero fisiológico en abundancia.
  3. Limpiar bien la joya vigilando que esta no tenga impurezas en la zona de la barra.
  4. Mover la joya del piercing sin retirarla bajo ningún concepto.
  5. Secar bien la zona de la perforación, ha de mantenerse siempre bien seca para una buena cicatrización.
  6. Mismo procedimiento tres veces al día, dos meses aproximado.

El piercing Conch al tener una zona del cartílago que más abarca, suele tardar en cicatrizar entre 6 y 8 meses, dependiendo claro está de la cicatrización de cada persona y de los cuidados que emplee la misma.

 

CUIDADOS PIERCING ROOK

El piercing Rook es una perforación que abarca la curva de uno de los cartílagos interiores de la oreja llamado “cresta pequeña”. La perforación la haremos en el filo entre el exterior y el interior. Podemos encontrarlo fácilmente por encima del Tragus.

Es un piercing muy llamativo, pues cuando ya está totalmente cicatrizado podéis lucir gran variedad de joyas como los Aretes con circonitas, banana con ópalo de diferentes colores, un Aro clicker con Bola, etc.

Los cuidados de esta perforación son como la gran mayoría de piercing en el cartílago.

  1. Lavarse las manos para proceder con la limpieza del piercing.
  2. Poner suero fisiológico en abundancia.
  3. Limpiar bien la joya vigilando que esta no tenga impurezas en la zona de la barra.
  4. Mover la joya del piercing sin retirarla bajo ningún concepto.
  5. Secar bien la zona de la perforación, ha de mantenerse siempre bien seca para una buena cicatrización.
  6. Mismo procedimiento tres veces al día, un mes aproximado.

La mayoría de vosotros cuando tenéis el piercing cicatrizado escogéis un Arete de circonitas, un Banana llamativo o un Circular Barbell. Hay que tener en cuenta que si el piercing no está cicatrizado al 100% cabe la posibilidad de que este retroceda en la curación y tengamos que volver a los cuidados, como si estuviera recién hecho. El tiempo de espera sería de dos meses aproximados dependiendo de la cicatrización de cada persona.

CUIDADOS PIERCING SEPTUM

El piercing Septum, es una perforación que se realiza en el septum nasal, este es un cartílago que hace de pared divisoria entre los orificios nasales. La parte que se perfora no es el cartílago en sí, sino una pequeña brecha entre el fondo de la nariz y el cartílago.

Por norma general, es un piercing que al ser realizado puede causar molestias ya que por la nariz pasan muchas terminaciones nerviosas, también debemos remarcar que no todos tenemos el mismo grado de dolor.

 

Para los cuidados de este piercing lo haremos de la siguiente manera:

  1. Lavarse las manos para proceder con la limpieza del piercing.
  2. Poner suero fisiológico en abundancia.
  3. Limpiar bien la joya vigilando que esta no tenga impurezas en la zona de la barra.
  4. Mover la joya del piercing sin retirarla bajo ningún concepto.
  5. Secar bien la zona de la perforación, ha de mantenerse siempre bien seca para una buena cicatrización.
  6. Mismo procedimiento tres veces al día, tres semanas aproximadas.

Es importante no tocar la joya mientras no sea necesario, aunque surja esa tentativa.

El proceso de cicatrización varía entre 3-4 meses, podremos observar que a partir del segundo mes aparentemente pueda estar cicatrizado, pero no debemos bajar la guardia.

Si el Septum empieza a oler mal, significa que está sucio y que hay acumulación de células muertas y esto puede provocar infección.

Debemos tener en cuenta que cada cliente tiene una cicatrización diferente.

 

CUIDADOS PIERCING TRAGUS

El piercing Tragus, es una perforación que se realiza en el Trago, este se encuentra en el auditivo externo en la parte que sobresale de la oreja. A pesar de que no es muy conocido, en el año 2005 comenzó a aumentar su popularidad hasta el día de hoy. Cada vez son más las personas que se interesan en este piercing. Es un piercing estético y original tanto para mujeres como para hombres.

Para los cuidados de este piercing lo haremos de la siguiente manera:

  1. Lavarse las manos para proceder con la limpieza del piercing.
  2. Poner suero fisiológico en abundancia.
  3. Limpiar bien la joya vigilando que esta no tenga impurezas en la zona de la barra.
  4. Mover la joya del piercing sin retirarla bajo ningún concepto.
  5. Secar bien la zona de la perforación, ha de mantenerse siempre bien seca para una buena cicatrización.
  6. Mismo procedimiento tres veces al día, un mes aproximado.

Es importante no tocar la joya mientras no sea necesario, aunque surja esa tentativa.

El proceso de cicatrización varía entre 6 y 8 meses, debemos tener en cuenta que cada cliente tiene una cicatrización diferente.

Los piercings tragus más comunes para esta perforación suelen ser de pequeño diámetro o unos aretes pequeños tanto de acero quirúrgico como de titanio de implante, aunque también se eligen de grandes dimensiones como por ejemplo una joya de tres perlas haciendo curva.

Desde Motink Tattoo te recomendamos comprar la joya en nuestro centro para que nuestra anilladora te ayude a escoger la medida que mejor quede en tu piercing.